22 de noviembre de 2010

La personalidad atractiva


¿Te has topado alguna vez con gente muy animada, con gente muy chistosa y sin un pelo de vergüenza? Yo por lo menos muchas veces y sabes me resulta todo un aprendizaje poder compartir con gente de personalidad atractiva.
Hace muy pocos días fui con un par de amigos a un festival de la música chilena, al momento de escoger puesto lo hicimos muy tímidamente en la galería del estadio. Mientras estaba sentada allí y más allá de mirar el show, me quede pegada observando como un joven con su polola bailaban al lado del escenario, su modo de bailar era tan, pero tan ridículo, como cuando bailamos a solas en nuestro cuarto, totalmente libres y sin dedicarle ni un solo segundo a las miradas ajenas.
Mientras sucedía eso yo pensaba ¿algún día podre llegar a ser así? ¿Cuánto tiempo más demorare? Qué bien se debe sentir poder bailar de un modo tan único y libre al frente de la gente. Al cabo de las horas me fui y en el bus me puse a pensar de nuevo y me dije ¿valdrá la pena y todo el esfuerzo que pongo para perder vergüenza, para así tomar una personalidad atractiva? ¿Luego obtendré esa personalidad y querré algo más?
Hace mucho tiempo que no me entraba la duda de ese modo, por un segundo creí dejar todo de lado, pero lógicamente no será así porque ante penaba lo mismo, pero nunca me deje llevar por preguntas sin sentido.
Una personalidad atractiva está compuesta única y principalmente por libertad, esa libertad que tenían los chicos al bailar, esa libertad que te hace pensar por ti mismo y dejar de lado la necesidad de seguir al resto siempre, la misma libertad que te va a hacer tomar una decisión para obtener una real personalidad atractiva y sin querer fingirla, sin hacerla bonita y amigable para los demás y luego en con tu familia eres un asco y un mala leche.
Obviamente la libertad es una palabra muy idealista, pero no me refiero a esa libertad utópica, esa libertad que busca el comunismo. Pero lógicamente esto no es todo lo que conforma una personalidad atractiva, pero si es un pilar fundamental.
Te propongo que con tus amigos, seas mucho más expresivo, alegre y dinámico. Si te dan ganas de sentarte en la calle… lo hagas. Si quieres sacarte la chaqueta en un día de invierno, porque así es tu personalidad… lo hagas.
Si te gusta cantar debes en cuando, pero la vergüenza te la gana… hazlo canta y baila.
Comienza de a poco a cultivar tu propia personalidad atractiva, la clave está en sacar fuera esas ganas que de pronto nos dan por decir un comentario, por darle un abrazo a un amigo, por acostarte en el suelo, por decir un chiste fome y ni siquiera tu reírte… de tan fome que es que da pena y luego todo el mundo se mata de la risa.
Hazte alguna pruebita, alguna meta y supérala.